Trastorno de identidad disociativo ¿realidad o fantasía?

Los colores, las emociones y la psicología
12 diciembre, 2019
¿Cómo explicarle a mis hijos sobre nuestro divorcio?
12 diciembre, 2019

Muchas historias reales y no reales se basaron en este trastorno para estar en la pantalla grande, pero solo muy pocos pueden dar una explicación de este trastorno, comúnmente lo escuchamos como “una persona con otras personalidades” y no es lejos de la realidad pero implica más, es decir, tendríamos que contar por lo menos con una explicación básica pero clara de lo que implica y significa.

El trastorno de identidad disociativa, es entendido como la existencia de dos o más personalidades que son capaces de controlar el comportamiento de una persona.

Se tiene perspectivas del desarrollo como una base traumática, comenzando normalmente después de los 6 años de edad; teniendo como características alteraciones en el estado emocional/ afecto, depresión, irritabilidad, control de impulsos afectado, conductas de riesgo, uso de sustancias y comportamiento autodestructivos.

Estos comportamientos pueden ser a causa de un trauma que da lugar a poner en prueba al hombre y su mente, siendo capaz de sobrevivir y activar sus mecanismos de defensa.

Claramente es un estado de vida difícil para la persona que tiene este trastorno, por eso tiene que tener ayuda profesional multidisciplinaria.

Tengamos presente que en situaciones que  causan  temor o peligro pueden ocasionar el cambio de personalidad; aquí podemos observar la capacidad de disociación como mecanismo de defensa, apartando las experiencias traumáticas para dar paso a otras áreas como pueden ser sociales, académicas e incluso profesionales.

Revisando la sintomatología tendremos los siguientes puntos: alucinaciones auditivas, visuales; disociaciones de la memoria, la pérdida del tiempo, lagunas mentales y desvanecimientos; suelen tener un inicio y fin delimitados.

En estos casos, la persona puede presentar síntomas en una o varias personalidades, mientras que otras negarán dichos síntomas, esto causa confusión en una evaluación; por tal motivo el psiquiatra se basa en síntomas que se presentan en la mayoría o en el mejor de los casos en todas las personalidad o identidades.

Estudios arrojan que la mayoría de los pacientes con trastorno de identidad disociativo, suelen reunir los criterios para tener trastorno depresivo mayor, dando paso a medicaciones psicotrópicas con una respuesta notable en los medicamentos antidepresivos.

A modo de resumen se deben tomar factores que pueden facilitar el diagnóstico; como cambios de identidad repentinos, amnesia reversible, además de pruebas que evalúen la disociación y que no manifiesten otros posibles trastornos mentales.

Como podemos ver es un tema de gran complejidad y no es fácil para las personas a su lado, para la persona misma, ni el tratamiento; por lo cual deberían ser más respetuosos los programas que ocupan dicho trastorno para crear películas o series; si bien es cierto que se le da difusión y como lo presentan en la mayoría de los casos causa curiosidad e incluso morbosidad por los casos que tratan en los programas televisivos, de debería dar mayor énfasis en que debe ser respetado y no como algo que una persona sin la formación pueda tratar.

Iliana Silva
Iliana Silva
¡Hola! Soy Iliana, y soy psicóloga clínica. Lo más importante para mi, es que mis pacientes se sientan comprendidos y que realmente reciben ayuda. ¡Encuéntrame en el directorio!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *