Soluciones incompletas para problemas globales

Con el enemigo en casa: México primer lugar en abuso sexual infantil
14 octubre, 2019
Los 30’s y su respectiva crisis
29 octubre, 2019

Según el Banco Mundial, México genera 1.16 kg de basura per cápita al día, no hace falta ser un genio en matemáticas para saber que el dato anual de generación de basura en México es espeluznante.

Al menos en 20 estados del país se ha autorizado la restricción en la utilización de plásticos de un solo uso; y algunas ciudades importantes donde su legislación estatal no se ha puesto a trabajar en el tema han implementado medidas en este sentido.

Las medidas son aplaudibles, cualquier cosa que se haga a favor del medio ambiente es bienvenida, sin embargo las leyes deben estar mejor pensadas y nosotros como sociedad debemos ser también promotores del cambio.

Adios al plástico, hola salmonela

Restringir el uso de bolsas de plástico abre un nuevo mercado para las bolsas reutilizables ecológicas, sin embargo debemos tener extremo cuidado en el uso que se les dará.

Combinar productos transportados en las bolsas ecológicas representa un grave riesgo para la salud. El ejemplo más claro es ir al supermercado y comprar pollo o carne, usar la bolsa ecológica para transportarlo y en la misma bolsa transportar una lechuga, manzanas o jamón que son alimentos listos para comer.

Aunque se laven los alimentos listos para comer, pudieron haberse contaminado con salmonela del pollo.

Para evitar riesgos es importante tomar en cuenta lo siguiente:

· Usar una bolsa específica para carnes crudas.

· Asignar una bolsa para productos listos para comer.

· Lavar y desinfectar las bolsas ecológicas periódicamente.

· Secar bien las bolsas antes de guardarlas, los hongos también representan un grave peligro para nuestra salud.

· Lleva tu “tupper” para guardar la carne o el pollo.

Recordemos también que las bolsas “ecológicas” contaminan de una u otra forma también, así que sólo utiliza y adquiere las bolsas que consideres necesarias para tu vida diaria.

Sin popote por favor… y sin tapa y sin agitador

En algunos estados del país además de restringir el uso de las bolsas de plástico se ha prohibido el uso de popotes o se ha ordenado sustituirlos con popotes biodegradables.

¿Es suficiente eliminar los popotes? La respuesta es que la medida es ridículamente incompleta. Vamos a la cafetería o al cine y ya no dan popotes pero si dan tapas y vasos de plástico, compramos un jugo y nos dan un vaso de poliestireno expandido y una tapa de plástico que puede tardar hasta 500 años en degradarse.

¿Qué podemos hacer en lo personal?

· Cargar siempre un termo para café si eres cliente habitual de estos establecimientos.

· Si vas a consumir en el local pide una tasa o vaso reutilizable.

· Sé consciente de la cantidad de basura que generas, ¿es necesario usar tantas servilletas para comer?

· Compacta y separa tu basura en casa.

· Si tienes negocio que utilice este tipo de materiales premia a tus clientes ecológicos con descuentos o regalos.

La lista puede continuar pero vale más la creatividad de cada uno para lograr hacer un verdadero y suficiente cambio ante la catástrofe global que representa nuestros deshechos.

Busquemos alternativas ecológicas en nuestra vida diaria, apoyemos los emprendimientos en este sentido y exijamos a las autoridades leyes más completas en materia ecológica.

Garabed Hernández
Garabed Hernández
Soy Garabed, mis amigos me dicen Gara; me defino como alguien que hace que las cosas sucedan. Soy consultor de negocios especialista en crecimiento, growth hacker le llaman. Me gusta optimizar todo lo que esté a mi alcance y si es a través de la tecnología mejor. Creo en que cada día podemos mejorar nosotros y nuestro entorno.

1 Comment

  1. Iris dice:

    Super interesante el aporte!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *