¡Mamá no te vayas! | Trastorno de ansiedad por separación

Adolescencia y el famoso proyecto de vida
13 diciembre, 2019
Perrito triste blue monday
Blue monday: el día más triste del año
20 enero, 2020

Se presenta en niños principalmente, por la sensación de separación de personas que son figuras importantes y que mantienen un gran apego, el miedo es tan grande que les impide acudir a escuelas o lugares donde no estén presentes sus cuidadores, crean pensamientos catastróficos como accidentes o muerte de sus cuidadores; ya sean padres, familiares cercanos o tutores.

En este caso la relación familiar de sangre no es tan importante, ya que la ansiedad excesiva, se presenta solo cuando falta la persona que es emocionalmente importante para el niño.

Para saber que es una etapa normal dentro de su desarrollo, se deberá presentar de los 7 meses a los 2 años y medio; con el paso del tiempo el niño aprenderá que no pasará nada malo a sus padres o tutor ni a él, así tendrá una separación de acuerdo a su etapa; pero es anormal cuando dura más tiempo.

El diagnóstico debe ser evaluado por profesionales, y debe ser tomado con seriedad. En la actualidad se tiende a dejar que los niños lloren porque se cree que se calmarán solos y poco a poco lo irán entendiendo, pero cuando los síntomas no disminuyen sino todo lo contrario, se debe atender y no solo pensar que es un berrinche o que dejarlo llorar calmará la situación; con esto no estamos exentos que en algunos niños la separación se realice sin tanto esfuerzo por parte de la figura cuidadora.

A continuación se enumeran los puntos importantes que se deben identificar para sospechar la presencia de ansiedad por separación:

  • Miedo intenso. Resistirse a estar solo en caso o escuela o cualquier otro lugar, es decir, sin la figura principal o que tiene un apego emocional.
  • No dormir solo.
  • Ausentismo escolar.
  • Miedo excesivo a la separación incluso por ir a lugares como el baño.
  • Preocupación excesiva por posibles accidentes a sus cuidadores.
  • Sueños o pesadillas de separación con el tutor.
  • Presenta deterioro en sus actividades normales y recurrentes.
  • El inicio se produce antes de los 18 meses y debe tener una duración de por lo menos 4 semanas.
  • En el momento en el que niño ve una posible separación, sin importar el tiempo o el lugar, suelen presentar síntomas físicos como náuseas, dolores abdominales, etc.)

    En conclusión, no olvides que si sospechas de la presencia de este o algún otro trastorno en tus pequeños, lo ideal es acudir con un profesional experto, que te oriente para trabajar multidisciplinariamente de ser necesario y así, ayudarlos a tener un óptimo desarrollo.
Iliana Silva
Iliana Silva
¡Hola! Soy Iliana, y soy psicóloga clínica. Lo más importante para mi, es que mis pacientes se sientan comprendidos y que realmente reciben ayuda. ¡Encuéntrame en el directorio!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *