Los colores, las emociones y la psicología

Bienestar subjetivo y acompañamiento terapéutico
16 noviembre, 2019
Trastorno de identidad disociativo ¿realidad o fantasía?
12 diciembre, 2019

Todos hemos escuchado o leído artículos que dicen sobre “ropa que usar según el color“, pero esto va más de lo que dice la moda o los expertos en tonos fríos o cálidos según tu piel.

Para la psicología, el color es una representación y una forma de expresar más que moda o tendencias.

Según J. C. Sanz  los colores tienen significados en la adaptación y oposición sumados a más significados;  ya que el color es sensorial y tiene significados subjetivos para algunos; las reacciones emocionales que mostramos por los colores nos permiten contribuir a darles significados primarios.

Por ejemplo la adaptación en los colores suelen ser respuestas activas, vivaces, animadas e intensas en las personas, mientras que la oposición es cuando mostramos actitudes depresivas y débiles dividiéndolas en estimulantes y por otro lado sedantes.

El efecto que tienen los colores en las personas, es capaz de estimular o deprimir a las personas y al entorno; por ejemplo crean alegría o tristeza, sensaciones térmicas hasta sentir orden o desorden en un lugar.

Los colores y la psicología son usados en todos los medios, pues se explota muy bien en la publicidad y ventas. Por esa razón existen artículos que te dicen  “qué usar en una entrevista laboral”“colores que transmiten calma”, etc.

Sin embargo, al momento de poder “describir” un color y sus significados; tenemos que tomar en cuenta la cultura, religión y grupos sociales. Pero pondremos una descripción general de los colores y los adjetivos con los que se relacionan, para que tes una idea.

Rojo: Vigor, pasión, fuerza, revolución, alegría e incluso fiesta.
Amarillo: Oro, riqueza, abundancia, poder, luz, religión.
Naranja: Acción, entusiasmo.
Gris: Neutral, resignación, energía y pasivo.
Negro: Muerte, luto, ceguera, tinieblas y elegancia.
Café: Severo, confortable, masculino, gravedad, equilibrio y tierra.
Blanco: Limpieza, pureza, virtud y paz.
Verde: Naturaleza, esperanza, equilibrio, humanidad, veneno y celos.
Azul: Limpieza, frescura, lejanía, infinito, espacio, frío e inteligencia.
Violeta: Dignidad, melancolía, delicadeza, muerte e incluso sufrimiento.


Estos son algunos de los colores que solemos usar o son más comunes, claro que el círculo cromático de colores tiene más, pero no solemos decir “veré mi círculo cromático de colores y elegiré mi ropa según conviene”.

La elección de los colores lo hacemos según nuestros gustos, necesidades, situaciones, estado de ánimo, opinión de otras personas, etc. Pero esas decisiones podemos dejárselas a los expertos cuando contratamos un decorador o creemos saber de moda; los colores son también un medio de comunicación no verbal que día con día estamos usando, nos exponemos a que el mundo nos conozca y nos critique aun sin saber nada de nosotros.

Este tipo de acciones y significados nos pone a pensar en dos cosas, la primera es ¿realmente estamos comunicando nuestro ser? O solo nos dejamos llevar por las tendencias; entre la sociedad existen tribus urbanas que se identifican con uno o dos colores y no visten otro tipo; en las entrevistas de trabajo suelen pedir que sean uniformes o colores neutros.

Aunque pareciera un tema fácil, la verdad no lo es del todo; los colores pese a la clasificación también, dependen de nuestra personalidad.

Iliana Silva
Iliana Silva
¡Hola! Soy Iliana, y soy psicóloga clínica. Lo más importante para mi, es que mis pacientes se sientan comprendidos y que realmente reciben ayuda. ¡Encuéntrame en el directorio!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *