¿Eres dueño de tu vida?

Los 30’s y su respectiva crisis
29 octubre, 2019
Bienestar subjetivo y acompañamiento terapéutico
16 noviembre, 2019

Tómate un minuto, cierra tus ojos y pregúntate: ¿Cómo se siente ser yo? Quédate en silencio y deja que fluya ese sentimiento.

Quizá fluyeron sentimientos de alegría, miedo, duda o tuviste un nuevo descubrimiento sobre ti, te invito a hacerlo tuyo y a darle un significado, recuerda realizarlo sin juicio. Así como los sentimientos, ¿cuántas veces te permites ser dueño de tu vida?, en otras palabras ser responsable de ti y de lo que te ocurre, lo que piensas, lo que sientes, lo que decides.

Seguramente lo haces como si fuera un regaño por las acciones que haces o culpas al universo por ser tan malo contigo; incluso he llegado a escuchar a mis clientes que tienen mal de ojo y por eso no han podido cumplir con sus metas, conseguir el trabajo que desean o el viaje que tanto anhelan.

¿Qué lo es lo que te lleva a ser un espectador de tu vida en lugar de ser dueño de ella? Posiblemente la toma de decisiones, a nadie le gusta equivocarse o atravesar una crisis a partir de ellas. Cuando algo no resulta como lo esperabas, toda tu perspectiva acerca de la situación cambia, si el resultado es catastrófico se puede creer que esta etapa de tu vida será permanente. Pero no es así. Cuando no se es capaz de cambiarse así mismo, la vida te obliga a cambiar, a redefinirte.

En ocasiones se dan soluciones inadecuadas y permanentes a problemas temporales haciendo de lado que las malas etapas, las malas decisiones, las malas amistades, los malos amores, los malos trabajos y que todo aquello que te causa malestar en este momento tiene fecha de caducidad.

Ser dueño de tu vida es hacerte responsable de lo que pasa en ella, con sus alegrías y tristezas, con sus bienvenidas y sus despedidas, con lo funcional y disfuncional. La vida es un constante cambio… la vida te invita a sostenerla en tus manos… la vida te está esperando a que la disfrutes.

Lo que te define es lo que haces, no lo que lo demás opinen acerca de ti, ser responsable de tus acciones y de las cuales te aportan crecimiento y te nutren para aliarte a tu experiencia descubriendo que la vida no es mala y que cada etapa tiene algo que enseñarte para fortalecerte.

El psiquiatra y psicólogo Claudio Naranjo (1932-2019) reconocido por sus maravillosas aportaciones en la terapia Gestalt, invita a la reflexión acerca de la vida con las siguiente frase: 

“Si sintiéramos que nos vamos a morir seríamos mejores personas… no seríamos tan narcisistas… si sintiéramos que nos queda poco tiempo para vivir lo aprovecháramos mejor… si realmente sintiéramos, tal vez nos dedicaríamos un poco más a buscar eso que no es mera supervivencia y comodidad o dinero status, las cosas más profundas de la vida, las buscaríamos si supiéramos que la vida es un recurso escaso”

Sandra Craules
Sandra Craules
¡Hola! Soy psicoterapeuta gestalt humanista, mi principal objetivo es acompañar a mis pacientes en la búsqueda de su ser auténtico. También cuento con formación en terapia de parejas desde el enfoque humanista e intervención en crisis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *